Equipo de facilitadores Cibercolegio UCN

Calidez y sentido humano para un mejor servicio

El equipo de docentes del Cibercolegio UCN se reunieron para evaluar y revisar procesos académicos y a la vez para revisar el procedo inicial de acompañamiento que se ha hecho con los estudiantes para este primer periodo académico.

Por su parte, el Pbro. Eduin Alberto Salazar Giraldo, rector del Cibercolegio UCN, socializó la importancia de practicar la calidez y fortalecer cada día el sentido humano, como un rasgo esencial en la atención para toda la comunidad educativa. El padre rector, insistió en la necesidad de mejorar los procesos, exigir con disciplina y trabajar para que la calidad sea un proceso creíble para todos. El sentido humano no debe ser una frase de relleno, debe ser la premisa y principio que lleva a fomentar las auténticas relaciones y visibilizar el sello institucional.

Desde el área de Pastoral Educativa e Identidad Católica del Cibercolegio UCN, se desarrolló la primera sesión de la «Escuela de profes para formación católica», un espacio con se ha creado con el objeto de fortalecer la identidad católica, a través de charlas y talleres, con el fin que los docentes tengan recursos y conceptos para formar a los estudiantes y enriquezcan su pedagogía de educar para la vida con sentido humano como auténticos maestros católicos que los hace testigos creíbles.

Se abordó como tema central: El sentido humano como eje articulador del sello institucional. En el desarrollo se insistió en que la escuela debe convertirse en una comunidad de vida, lugar para la promoción de valores universales, que nacen en casa y se prolongan en la academia y a lo largo de la vida, la necesidad de reconocer que el ser humano es sujeto y objeto de educación y es alguien que aprende sin límites y ama la realidad que construye.

Se debe educar con sentido de hospitalidad y fraternidad, para el desarrollo humano y cambio social… vivir y hacer de la educación una realidad que transforme, genere esperanza y forje una auto-realización.

Dentro de la charla se puntualizaron algunas reflexiones con el fin de ayudar a orientar el sentido humano en el seno de la comunidad educativa:

  • «En la obra educativa, y especialmente en la educación en la fe, es central en concreto la figura del testigo» (Benedicto XVI, 2012). Testigo como aquel de da ejemplo de vida y provoca el aprendizaje con los estudiantes y lo hace desde el corazón.
  • «Para una auténtica educación no basta una buena teoría o una doctrina que comunicar. Hace falta algo mucho más grande y humano: la cercanía vivida diariamente, que es propia del amor y que tiene su espacio más propicio ante todo en la comunidad familiar» (Benedicto XVI, 2012. Discurso, 6 de junio), pues es en la familia donde se viven, orientan y se fortalecen los auténticos valores y desde ahí donde brota el deseo por construir una auténtica educación.
  • Trabajar en todos los campos del saber, consciente de ser precedida por Aquel que es «Camino, Verdad y Vida», el Logos, cuyo Espíritu de inteligencia y de amor da la persona humana la capacidad de encontrar con su inteligencia la realidad última que es su principio y su fin, debe ser objeto fundamental cuando se desarrollan procesos de enseñanza aprendizaje enfocados en contextos virtuales.
  • La tarea de educadores en el seno católico no puede limitarse a comunicar nociones e informaciones, dejando a un lado el gran interrogante acerca de la verdad, sobre todo de la verdad que puede ser una guía en la vida. Hay que ir más allá. Hay que educar la mente y el corazón, trasformar la vida misma.

  • En la reunión también se abordaron las estrategias para el trabajo con direcciones de grupo, el proceso que se va a seguir con los semilleros de investigación, proyectos de lectura en español, el gobierno escolar y estrategias para fortalecer la calidad en todo el proceso escolar.

Volver Atrás

Últimas Noticias

Historial

Facebook